Have an account? Sign in or Sign up

El Paisajismo es un arte vivo. Hay que cuidarlo.


Fuente: J.D. Piland

¿Cuántas veces le ha sucedido lo mismo? Acaba de pasar las últimas dos semanas embelleciendo el jardín de uno de sus clientes, y cuando va a revisarlo poco tiempo después, el césped está amarillo y quebradizo, y los arbustos se están marchitando.

Aún cuando le pagaron por rediseñar, plantar césped o volver a hacer sus jardines, los clientes no siempre quieren pagar la cuota semanal o mensual por mantenimiento.

“Un paisajismo completo debe darle al propietario de vivienda años de gusto con la irrigación y el mantenimiento adecuado”, indica Tim Stamm, propietario de Arrow Landscape con sede en Reno, Nevada, EE.UU., dedicada a la construcción de paisajismo y consultoría. Desafortunadamente, sin embargo, “a muchos clientes no se les instruye debidamente sobre cómo mantener su paisajismo”.

Y el cliente tampoco está tumbando la puerta en busca de instrucción, precisamente. Entonces la responsabilidad de proporcionarles una educación sobre el cuidado de su jardín recae en usted.

“Siempre hago el intento por instruir a mis clientes sobre cómo cuidar de sus jardines, o cuando menos ofrezco mis servicios de mantenimiento”, indica Tom Burish, director ejecutivo de Florida Landscape Maintenance Association, quien es propietario y ha administrado su propio negocio de mantenimiento de paisajismo durante 30 años. “No todos los clientes saben las idiosincrasias del cuidado de las plantas, arbustos, jardines, etc”.

Qué compartir y cuándo

No es que usted quiera regalar el negocio, pero el mostrarle a sus clientes algunos consejos básicos sobre el cuidado del jardín puede ser muy útil—tanto en mantenimiento como en servicio al cliente.
Stamm ofrece algunos consejos sencillos para el cuidado del jardín, algunos de los cuales usted puede ofrecer como parte de su paquete de servicios, o bien pasar la información a sus clientes:

1. Evite regar o fertilizar en exceso;
2. Utilice productos de buena calidad, como Scotts Turf Products, que no quemen el césped;
3. Siembre árboles y arbustos que estén disponibles en sus tiendas o viveros locales. Estos lugares deben tener los tipos de plantas que crecen en el clima donde vive el cliente;
4. Lea las etiquetas de las plantas para determinar si deben plantarse a plena luz del sol o a la sombra;
5. Retire el pasto seco y airee el césped cada primavera.
También querrá considerar cuándo darle instrucciones a su cliente. “Debe consultar con su cliente a lo largo del trabajo, para que cualquier cambio pueda hacerse en ese momento”, indica Stamm.

“También, al estar plantando, es más sencillo asesorar al cliente sobre el cuidado adecuado de las plantas, césped, estanque, plantas acuáticas, etc”.

Mientras está trabajando, puede explicar el ambiente de las plantas y cómo y cuándo regarlas. “Estos consejos deben brindarse gratuitamente durante y al final de la instalación por parte del contratista”, indica Stamm.

Burish concuerda en que mientras se realiza el trabajo es buen momento consultar. Un aspecto con el que se ha topado una y otra vez son las consecuencias de los trabajos previos de remodelación de los clientes. Cualquier maquinaria de trabajo pesado que se utilice ocasiona que la tierra se compacte, y evita el paso de la humedad, indica. En ese momento les hace el comentario a los clientes, sobre la importancia que representa mantener informado e instruido al cliente, ya sea que surja una situación o si sólo está sembrando unos arbustos.

“Desde el punto de vista de mantenimiento, le retransmitimos la información al cliente, con el fin de que, primero, su trabajo de mantenimiento sea mínimo”, indica Burish, “y, segundo, si nosotros proporcionamos el servicio de mantenimiento, reduce los costos porque no tenemos que reconstruir o replantar algo que se plantó inadecuadamente o en el lugar incorrecto”.

También tome en cuenta dónde vive su cliente. “Depende por completo de dónde viven el cliente y el contratista”, indica Stamm. Por ejemplo, su Estado de residencia en Nevada es seco en comparación con California, o inclusive algún otro Estado del centro o del este.

Servicio gratuito versus pagado

Por supuesto que no tiene por qué dar ninguna información gratis, en vez de eso puede promocionar sus servicios de mantenimiento. De hecho, Stamm indica que si él no instaló el paisajismo, cobra una cuota por consulta. Pero, “la mayoría de nuestros clientes sí hacen caso y le dan mantenimiento a su paisajismo con la orientación adecuada”, añade.

Habiendo dicho lo anterior, los consejos rápidos pueden ser muy útiles con respecto a la confianza del cliente en usted y sus habilidades. La percepción es que usted está siendo amistoso, en vez de tratar de venderles algo.

(Visited 131 times, 1 visits today)

No Comments Yet.

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies